lunes, 4 de abril de 2011

Sitios Donantes Mandibulares en Implantología- Una evaluación clínica

 Este artículo se publicó en el International Journal of Odontostomatology en el año 2007 por los doctores Sergio Olate, Leandro Kluppel et al. del departamento de CTBMF de la Universidad Estatal de Campinas-UNICAMP- Brasil, y se explica de forma simple la recolección de hueso autógeno para reconstrucciones de defectos.

La reconstrucción de rebordes alveolares atróficos para la rehabilitación con implantes oseointegrados son procedimientos que han demostrado predictibilidad en términos de estabilidad y estética. Diferentes materiales se han utilizado pero, sin duda, son los autoinjertos los que más frecuentemente se asocian al éxito terapéutico. De ellos, el hueso obtenido de sitios donantes intraorales son de elección cuando el defecto está de acuerdo al tamaño del injerto obtenido. El objetivo del presente estudio es evaluar las técnicas quirúrgicas para recolección de hueso de mandíbula y discutir las características generales y particulares asociadas a estos procedimientos quirúrgicos.

Los autoinjertos pueden ser tomados de zonas intra y extra orales.Debido a sus propiedades osteogénicas, osteoconductoras e inductoras estos se convierten en el estandar de oro de los materiales reconstructivos superando a los materiales aloplásticos y xenoinjertos.

El uso de zonas donadoras introrales fue descrito incialmente por Branemark en 1975 siendo hoy un proceso de elección para reconstruir donde se requiere un menor volumen óseo.




Se describen las técnicas quirúrgicas para obtener hueso del cuerpo mandibular y de la rama de forma simple y clara.

Muy buen artículo!  


domingo, 3 de abril de 2011

Empleo de la coronectomía en la extracción de los terceros molares incluídos

Este en un artículo publicado en el año 2009 en la Revista Española de Cirugía Oral & Maxilofacial en la cual los autores Recio Lora et al. presentan un caso clínico que precisó de la realización de dicha técnica.

Esta técnica que según muchos fue descrita por primera vez por Ecuyer y Debien en 1984, es bastante controvertida e incluso de poca aceptación entre algunos. La necesidad de realizar esta técnica se da cuando se determina que realmente el tercer molar incluído presenta una verdadera relación con Nervio Alveolar Inferior.

Algunas de los signos radiológicos que sugieren dicha relación son:

1.Oscurecimiento de las raíces o imagen apical en la zona donde éstas cruzan el canal dentario.
2.Interrupción u obliteración de las corticales del canal dentario.
3.Desviación del canal dentario en la zona de contacto con las raíces.
4. Angulaciones de las raíces alrededor del canal.
5. Borramiento de las raíces que pueden suponer una perforación o ranura en el nervio.
6. Bifurcación de las raíces.
7. Borramiento del canal dentario.
8. Distancia de menos de 1 mm entre las raíces y la cortical superior del canal dentario.
9. Intimo contacto del canal dentario con las raíces.
10.Superposición entre ambas estructuras.

                          


Sin embargo la coronectomía no debería de realizarse en las siguientes condiciones:

1. Dientes con infección activa, especialmente si ésta afecta a las raíces.
2. Dientes que se han movilizado durante las maniobras de extracción, ya que sus raíces podrían actuar como cuerpo extraño y favorecer la infección o migración de las mismas.
3. Dientes impactados horizontalmente a lo largo del canal dentario inferior porque la sección de la corona podría dañarlo (se aconseja emplear la coronectomía en casos de cordales verticales,
mesio o distoangulados donde la sección pueda realizarse sin complicar el resultado de la técnica).

La técnica definitivamente se muestra muy promisoria, existen más artículos que presentan su uso pero falta que sean a largo plazo. Es saber elegir los casos para el beneficio de nuestros pacientes.

El artículo puede ser visto en: http://scielo.isciii.es/pdf/maxi/v31n4/en_caso2.pdf